Lleno histórico en O Parrote en la edición más multitudinaria de la carrera ENKI por la integración

Un año más la Carrera ENKI llenó el centro de A Coruña de deporte y diversión en familia. El barrio de Pescadería acogió la sexta edición de la prueba, la de mayor concurrencia de las organizadas hasta la fecha, y en la que la lluvia se sumó como un elemento más de la celebración. La educación en valores y en la diversidad, así como la inclusión y la práctica deportiva, son la razón de que más de 9.000 corredores se hayan movilizado esta tarde en la ciudad herculina para participar en una carrera lúdica y no competitiva que pretende visibilizar la diversidad y la integración a través del deporte.

Carmen Touza, gerente de la Fundación Abrente, entidad que organiza la Carrera ENKI, ha declarado: “Estamos muy contentos con el balance de la carrera. Ha sido un éxito total, con más de 9.000 personas que se han acercado hoy a la línea de salida de esta prueba a favor de la integración, pese a la mala previsión meteorológica. Hasta las 18.00h la lluvia ha respetado la prueba, pero a partir de entonces, el agua se ha querido sumar al recorrido como un obstáculo más. Las caras han sido de alegría, con miles de participantes disfrutando de una carrera única en O Parrote y María Pita. Desde la organización, queremos darles las gracias a todas y todos por su implicación”.

Bajo el lema #Jugandoaganar, los participantes de esta prueba pionera, promovida por el proyecto ENKI, la Obra Social “la Caixa”, la Fundación María José Jove y el Ayuntamiento de A Coruña, completaron un recorrido circular repleto de obstáculos divertidos, adaptados y preparados para que todo el mundo pudiera superarlos y disfrutar de la prueba, de forma individual o colectiva. Así, la carrera, que salió de Puerta Real, transcurrió por la avenida de la Marina, avenida Montoto y Parrote para finalizar en plaza de María Pita tras dos kilómetros y medios de celebración, música y pruebas aptas para públicos de todas las edades y condición física.

Tras un divertido calentamiento musical colectivo, que tuvo lugar a las 16:30 horas en la plaza de María Pita, comenzaron las salidas por equipos, organizados por colores. Los participantes completaron un circuito de unos 2,5 kilómetros animados por la superación de los singulares obstáculos de la iniciativa, a la que no faltaron la mítica montaña de neumáticos, los balones de Humor Amarillo, el laberinto de cuerdas, el grupo de zombis, el refrescante baño de espuma o la guerra de harina, por supuesto sin gluten, entre otros. Este año, además, se incluyó un obstáculo sorpresa, creado por el alumnado de la UDC, llamado “Sendeiros de Integración”, realizado por dos alumnos de Ingeniería de Caminos, que diseñaron cuatro senderos que se entrecruzaban y que había que tratar de seguir. A la prueba se sumó, además, un tubo sonoro, promovido por la emisora Los40.

Una vez finalizada la carrera, ha tenido lugar la entrega de premios de las diferentes categorías, que ha contado con la intervención de la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey. Este 2019, los galardonados han sido:

- Espacio más sensibilizador: Liga Reumatolóxica (3º puesto), ASPACE Sada (2º puesto), APEM (1º puesto).

- Actividad más original: ALCER Coruña (3º puesto), ASPERGA (2º puesto), INGADA (1º puesto).

- Entidad con el equipo más numeroso: FEGEREC Somos raros somos únicos, con 700 dorsales.

- Colegio más integrador: Jesuitinas.

- Colegio con el disfraz más logrado: Colegio Vítor López.

- Colegio más numeroso: CEIP Esclavas, con 700 dorsales.

- Equipo con el disfraz más original: Relojes Dali.

- Equipo más animado: Neuraxis.

- Equipo más numeroso: ENKI Os de sempre, con 80 dorsales.

Una carrera que apuesta por promover el bajo impacto sonoro

La novedad de este año y con el objetivo de facilitar la inclusión de todos los participantes en la carrera en esta edición es la apuesta por favorecer la reducción del impacto sonoro de un gran evento deportivo. Así, la organización apostó por la reducción de sonido durante los últimos cinco minutos de cada hora y promovió una gran salida de bajo impacto sonoro a las 18.00 horas. Una acción emocionante que da buena muestra del compromiso del proyecto ENKI con las diversidades y que se completó con un servicio de préstamo de cascos antiruido para las personas con hipersensibilidad auditiva, promovido por la Fundación María José Jove.

Espacio de la Solidaridad

Como es habitual, ENKI contó, un año más, con su Espacio de la Solidaridad, destinado a las entidades sociales para sensibilizar y concienciar a la ciudadanía sobre su realidad a través de juegos abiertos a todos los públicos. Este espacio, que se situó en la plaza de María Pita, contó con 25 puestos en los que la ciudadanía pudo conocer, a través de juegos gratuitos y actividades abiertas a todo el mundo, el trabajo diario que desarrollan estas entidades a favor de la inclusión.