¡Ni el viento ni la lluvia!

Aloumiños y Colaxe se sumaron a la iniciativa aportando su granito de arena con información, y Discamino con sus tándems lo hizo todo más fácil, excepto cuando la lluvia quería hacer acto de presencia y dificultaba las actividades. 

¡Pero ya sabéis como es ENKI, la lluvia nunca ha sido un impedimento!

Ha sido una gran jornada rodeados de deportistas y socorristas de todas las edades, los cuales competían anexos a la travesía y no se pudieron resistir a apuntarse después a la gran ENKIPro. 

Seguimos creciendo y gracias a todos vosotros esto sigue siendo posible. 

¿Ya estáis apuntados al siguiente reto? www.enkipro.es

Será en A Pobra, ¡precioso lugar!